Flores de Bach

¿Qué es la Terapia de Bach?

Se trata de una terapia no agresiva que permite armonizar profundamente lo mental, emocional y físico, posibilitando una recuperación en breve plazo con respecto a la más amplia gama de problemas psicológicos y psicosomáticos. Para ello se emplea una breve serie de 38 remedios elaborados con flores silvestres de la región de Gales, en Inglaterra. Se trata de infusiones cuyas extraordinarias propiedades curativas fueron descubiertas por un médico inglés, el Dr. Edward Bach, entre 1926 y 1934.

¿Cómo actúan las Flores de Bach?

Tal como lo conciben la medicina oriental y otras técnicas curativas, Bach sostiene que el desequilibrio  emocional y la enfermedad comienzan en el campo energético del individuo.

Hoy la ciencia puede constatar mediante registros fotográficos especiales que en toda persona con trastornos emocionales y físicos se detectan puntos opacos en esa aureola luminosa de energía.

¿Qué tipo de trastornos armoniza esta terapia?

Las esencias florales de Bach actúan en diferentes estratos de la personalidad, desde lo más superficial y reciente hasta acceder a los más profundos niveles (rasgos negativos de carácter, viejos traumas, conflictos de hondas raíces, etc). Es por ello que, además de ser sumamente efectivas en problemas circunstanciales (estrés de exámenes, duelos, crisis de angustia, pre y post operatorios, disgustos, estados de shock, etc), posibilitan importantes cambios emocionales y de carácter concretos y tangibles a corto plazo, mostrando además una notable eficacia sobre los trastornos fisiológicos de origen psicosomático ya sea solas o en acción conjunta con otras técnicas curativas.

Esa capacidad de penetrar en los niveles mas esenciales de la persona genera una ampliación del campo de su conciencia.

Mediante el desbloqueo de energías sutiles se comprueba que permite no sólo “sentirse bien”, sino también clarificar la propia situación interna modificándose la relación del individuo con su entorno (familia, pareja, trabajo, etc) en vías de una real transformación interior.

¿Para qué sirven?